sábado, 11 de abril de 2020

Castrelo de Miño. Sobrevolando el inmenso azul.



 

     Desde que alcanzo a recordar, mi madre nos decía: "Fijaos, es inmenso. Sus aguas quietas dibujan uno de los cauces más anchos que hemos visto". 
Así saludábamos al Miño cada vez que lo cruzábamos, cada vez que lo escuchábamos por veces más escandaloso en las corrientes de su afluente el Sil.

   Casi llegando la primavera, el atardecer desde Castrelo deja en mi retina colores tostados, azules, verdes... Pasamos viñedos y puentes y llegamos al PARQUE NÁUTICO. Más de 45.000 metros cuadrados que acogen una gran zona ajardinada con servicios de restaurante, cafetería, albergue, piscina y un club lleno de vida y deporte.



¿Qué tal un vuelo sobre las aguas serenos del Miño?



Deseando te haya gustado, nos vemos en la siguiente publicación.







domingo, 22 de septiembre de 2019

Playa en Gruissan

__________

Día 9. Miércoles 17.07.19
GRUISSAN
__________

   Comenzamos a escuchar movimiento a las siete de la mañana, los franceses y en general los turistas, madrugan mucho, hay que aprovechar cada instante. Así también lo hicimos nosotros, por delante nos aguardaba un día de playa. Aunque el sol salía a ratos pues había algunas nubes... la temperatura no bajaba de los treinta grados. 
   Las normas de las dos áreas municipales de Gruissan exigen que se dejen antes de las 12h del mediodía si es que no vas a quedarte un día más. Así que...  aprovechamos para vaciar y llenar y de allí nos fuimos hacia la playa, buscamos en la aplicación park4night que, de tanta utilidad nos está siendo en el viaje y pusimos rumbo a la playa que está a pocos kilómetros. Lo que no sabíamos es que, a donde íbamos, era también área municipal y se regía por las mismas normas y tenía el mismo precio. Amablemente al llegar nos dieron un plano y nos marcaron lo más interesante que visitar además de los largos y bonitos paseos por los muelles al atardecer: el museo de la sal y la torre BARBEROUSSE. 
   El ambiente era mucho más bullicioso, gente entrando y saliendo, chiringuitos y hasta unas pequeñas atracciones por lo que nos aconsejaron pasar el día disfrutando de la playa, pero luego ir a dormir en el sitio de ayer. El ticket (lo que es el pago de 10,50€) te permite entrar y salir en cualquiera de las dos. ¿Acaso podríamos ser más afortunados?





   Habiendo disfrutado de una playa maravillosa de arena fina y agua a una temperatura ideal, tocaba hacer compra y lavar la ropa.







miércoles, 7 de agosto de 2019

Verde sereno en Vinassan y azul intenso en el mar de Gruissan

__________

Día 8. Martes 16.07.19
VIAJE DE VERANO. JULIO 2019
VINASSAN - GRUISSAN
(km 1746 - km       )
__________


   El área de Vinassan es de las más recomendables por su relación calidad-precio. Tiene sombra, mucha sombra bajo unos árboles frondosos y altos, llenado y vaciado, electricidad ilimitada y hasta una mesa con dos bancos. Es apacible y tranquila. Y tan sólo hemos pagado 8€ aún siendo temporada alta. 


   Tras un buen desayuno... ¡ESCAPADA MADRUGADORA! A descubrir Vinassan y a sentirme por unos instantes habitante del lugar. Estábamos a menos de cinco minutos de la iglesia. Apenas había gente, los franceses suelen madrugar mucho, sus horarios son diferentes a los nuestros, aunque he de decir que en España también hay gente que madruga... y mucho. Lo que sí que hay que tener en cuenta es que su jornada laboral termina antes que la nuestra: muchos museos, por ejemplo, así como oficinas de turismo, cierran a las 18h y tan sólo algunas grandes superficies permanecen abiertas hasta las 21h


   Vinassan está en el corazón del Aude, muy cerquita de Narbona (6 km). Es una encantadora población rodeada de viñedos, olivos y almendros. 
   Justo en la carretera principal que atraviesa Vinassan, frente al edificio de LA MAIRIE, se encuentra la iglesia románica de San Martín levantada en el siglo XIX en el mismo lugar en que se encontraba la original, que data del siglo XI

   ¡Qué bonita la iglesia! La luz del sol la hacía todavía más hermosa. 
   El ábside de esta iglesia es del siglo XI y es relativamente largo (7 metros).
   Su interior, tan sobrio, me recordó lo verdaderamente importante. Fue un mensaje que me llevó al agradecimiento de estar los dos bien y  de que el disgusto de ayer no era más que un cristal roto. 



   El alto y elegante campanario evoca a los italianos, con cuatro cuerpos, fue construido en 1851 y financiado por los propios habitantes de Vinassan. 

   LE CLOCHER domina Vinassan, desde cualquier ventana.


   Mientras callejeaba, pensaba cómo sería vivir en una de estas casitas con ventanas alegres. Imaginaba entonces un día a día tranquilo, ajeno al caos de una gran ciudad, lento en sus tiempos y acompasado con los ritmos naturales del sol y la luna. Cerca estaría de Narbona con lo que, una escapada de menos de diez minutos en coche, me devolvería al ajetreo, al bullicio, al tráfico y a los edificios altos para luego volver a las calzadas empedradas al "buenos días" y "buenas tardes" de mis vecinos, sabedores de mí y unidos por una historia común, la historia de este pequeño lugar en el que viviría.

Quizá fuese esta nuestra casa.


   El sol comenzó a apretar  y antes de las doce ya teníamos 30 grados, así que... descanso a la sombra, una buena lectura y una comida fresquita.


   Tenía curiosidad por visitar LA GLACIÈRE, había estado leyendo sobre esta especial "nevera". Pero las circunstancias no eran las mejores, los dos no podíamos ir, así que... la dejamos pendiente para otro viaje, pero sí que voy a escribir a continuación unas líneas sobre ella por si sirven de utilidad a algún viajero:



   Por un Real Edicto de 1659, el rey Luis XIV autorizó la construcción de "refrigeradores". Fueron administrados por el General de los Agricultotes, quien otorgó este priviliegio al mejor postor en una subasta y por un período de 10 años. Es probable que este enfrieador fuese construído unos años antes del edicto siendo abandonado a finales del siglo XVIII. Actualmente pertenece al municipio y fue restaurado entre los años 2003-2007. Se encuentra en una ruta que conecta la Montaña Negra con el mar (130km), conocida como la RUTA DEL HIELO.
   En el siglo XVII estaban de moda los sorbetes y helados, además de este uso, utilizaban el hielo para: refrescar bebidas o en el caso de los carniceros y pescaderos, para preservar los alumentos. Incluso fue utilizado en el ámbito de la medicina para curar enfermedades, es así que existe un enfrieador en el hospital de Narbona.
   Llenaron el enfriador con agua proviniente de ríos, manantiales, fuentes... en noviembre, lo cerrraron durante siete meses bajo estrecha vigilancia y en mayo lo abrieron. Todo el trabajo se hacía por la noche, los hombres alumbrados con velas, lo irían sacando para su posterior venta. En el exterior, permanecía cubierto por tierra y ramas que mantenían el frío. 
   El enfriador de Vinassan tiene 6 metros de diámetro, 9 metros de altura y una capacidad de 100 toneladas de helado. 
(Vid.  https://vinassan.fr/historique/la-glaciere/)

   ¡Qué ganas de leer más sobre estas construcciones, sobre la Ruta del Hielo, sobre otras costumbres... sobre Historia!


   Todo en orden de marcha ya, vaciado efectuado y llenado completo... arrancamos rumbo a la playa. Buscamos un destino cerca del punto en el que estábamos pues tendríamos que "hacer tiempo" en la zona hasta que nos reparasen el cristal y lo que teníamos claro es que lo íbamos a disfrutar.
   ¿Qué tal GRUISSAN?



   Llegamos así a la orilla del Mediterráneo esta vez dispuestos a bañarnos. 
   Nos sorprendió tanto Gruissan... con sus casitas bajas, su trazado circular en torno a la torre: la BARBEROUSSE, sus dos preciosos puertos deportivos, un área de ensueño (la más grande en la que hemos estado hasta el momento), la amabilidad de sus gentes y un atardecer sobre el mar.
  Viendo felices el eclipse lunar, nuestros sueños se pintaron de azules, de brisa y de un olor a sal que tan bien conocemos.

miércoles, 24 de julio de 2019

Rosados y anaranjados pintan Narbona, el atardecer es añil en Sète


__________

Día 7. Lunes 15.07.19
VIAJE DE VERANO. JULIO 2019
NARBONNE - SÈTE - MONTPELLIER - VINASSAN
(km      -  km 1746)
__________
         
   Tras una noche apacible y muy tranquila en este aparcamiento a menos de quince minutos a pie del centro, Narbona nos esperaba.

 
   Si tuviese que pintar Narbona, en mi paleta pondría anaranjados, ocres, rosados... el azul intenso del Canal du Midi y pinceladas alegres de los vivos colores de las infinitas flores que adornan las calles, los balcones y los jardines. Son increíbles las combinaciones que vemos en las jardineras que bordean los puentes, nunca me canso de mirarlas y trato de atrapar el efímero regalo de su belleza sabedora de que son diferentes entre sí, geométricamente perfectas y eternamente delicadas. 
   En la oficina de turismo nos dieron un plano y las indicaciones oportunas para poder disfrutar del encanto y el Arte de esta ciudad. La oficina es tan bonita y sofisticada... junto a ella hay una coqueta librería, no pude resistirme a su encanto y tras una amena conversación con su propietario que recorrió amablemente las estanterías para ver si tenía un libro que hace tiempo deseo leer, no fue posible hacerme con él, pero salí de allí con uno que empezaré a leer en breve y del que habrá una breve reseña bajo la etiqueta de FURGOLECTURAS, estoy segura. 
Nuestra primera y ansiada visita a la CATEDRAL, se hizo de rogar un poquito más porque... justo delante, se puede observar un pequeño tramo del legado romano tan inmenso y, en especial, importante para mí: la VIA DOMITIA. Hay una bajada, tres escaleras, tan sólo eso y a la vez tanto... y pude pisarla, ¡qué emoción: la vía que unía Italia y España en tiempo de los romanos! Hay momentos únicos en la vida y este es uno de ellos para mí, pisando aquella calzada descubierta al peatonalizar la plaza, me asomé a una ventana que trajo al presente los ecos de la ruidosa Roma y sus ansia por extender un imperio tan poderoso que aún hoy late. 


   Visitamos la CATHÉDRALE SAINT JUST ET SAINT PASTOR y sentimos su elevación, la muestra palpable de un estilo gótico que la hace merecedora de ser consideraba uno de los más bellos edificios del sur de Francia. 


   Callejeando y a pocos metros una nueva visita abría la ventana por segunda vez a la herencia romana: el HORREUM. Además de la bajada considerable de temperatura, había algo que iba mucho más allá de cualquier razón práctica para hacernos sentir como anclados a los corredores subterráneos, a las infinitas galerías... y no puede ser otra que: la profunda admiración a unos arquitectos e ingenieros que hace más de 2000 años soñaron, idearon, inventaron, crearon... las más increíbles infraestructuras. 


   Comimos y dejamos el aparcamiento en el que tan a gusto pasamos la noche, decidiendo ir a un supermercado para aprovisionarnos antes de emprender ruta hacia Montpellier. Tomamos un “cafe au lait glacé” y, ya un poco más frescos, fuimos a por algunos “fromages” entre otras comandas. 


   En Narbona tomamos la autopista. En este viaje hemos estrenado el Vía-T y por el momento, lo vemos como algo muy cómodo pues siempre es más rápido y más sencillo que estar pendiente de tener efectivo o de que acepte la tarjeta (aunque he de decir que no en todos los peajes es posible pagar con él). Nuestra intención era continuar a Montpellier, pero vimos la salida a Sète y decidimos tomarla pensando en darnos un pequeño baño. Hasta Sète, tarifa 2, el peaje son 8,70€. 

   Aunque no hubo baño y apenas encontramos sitio donde estacionar, Sète nos regaló sus azules y añiles, su olor a mar y el bullicio de un atardecer estival. 


Retomamos la autopista, hacia Montpellier 


   Nos dirigimos a un aparcamiento, apenas faltaban unos diez minutos para las 21h por lo que ya no entramos en el supermercado y cruzamos para ir a tomar algo a una conocida cadena de comida rápida. 


   Jamás imaginamos encontrar esta desagradable sorpresa. Jorge me abrió mientras iba a mirar si estábamos más en llano aparcando en otra plaza, una vez dentro escuché un ruido parecido al de la escarcha al deshacerse, al pequeño estallido de los cubos de hielo con el cambio de temperatura y miré hacia el lugar del que provenía: era el cristal pequeño de la ventana del conductor. Habían intentado forzar la puerta y al no poder, rompieron el cristal con la idea de abrir desde dentro. 


   Afortunadamente todo quedó en un pequeño disgusto. Nosotros estábamos bien y eso era lo importante. 
   Bajo una preciosa luna, cogimos nuevamente la autopista para pasar la noche en un área cerrada, la de VINASSAN que habíamos visto al salir de Narbona. El peaje (Montpellier-  Narbonne) fueron 12,70€ y el área 9€. 
   En la próxima entrada la veréis, bonita y llena de altos árboles bajo cuya sombra leí feliz. 


domingo, 21 de julio de 2019

Medievo en LAGRASSE, deporte en LA NAUTIQUE y paseo bajo los fuegos artificiales en NARBONNE


__________

Día 6. Domingo 14.07.19
VIAJE DE VERANO. JULIO 2019
LAGRASSE - LA NAUTIQUE - NARBONNE
( km 1421 - km 1467 - km.        )
__________

La noche en el área de LAGRASSE fue silenciosa y tranquila. 


   Cuenta con vaciado de negras y grises y llenado. Por sólo 8€, nos ha encantado pues está a tan sólo unos metros de un pueblo que merece la pena visitar. 


   Ya habíamos visto ayer que la oficina de turismo no abre los domingos, así que nos perdimos solos, ligeros y libres por las calles empedradas dando un salto incondicional al pasado y viviendo por unas horas la realidad medieval. El vídeo atrapa ese tiempo. Merece la pena conocer este pueblo inquieto que se cambió a la otra orilla del río y que aún conserva una de las abadías más prósperas y poderosas de aquel entonces, que atraía el agua, explotaba la tierra y animaba al pueblo que se desarrollaba a su alrededor. 


   Cuando entramos en la iglesia de LAGRASSE, sentimos una sorpresa inesperada. Inmensa y delicada, con frescos cubriendo sus paredes, con mármol y un suelo que he grabado en mi retina para siempre pues la combinación de colores, los brillos elegantes y serenos de los dorados, las lámparas suspendidas de las bóvedas... todo ello me llevó de nuevo a Italia. 


   Seguimos callejeando, disfrutando de cada rincón, de las fachadas y de sus agradables lugareños que sonrientes declinan un “bonjour” ante la atenta mirada de los turistas. 
Y... atravesando el puente viejo, llegamos a la ABADÍA. Tras la Revolución Francesa hubo de ser dividida en dos pues ello haría más fácil su venta. Nosotros visitamos la que es conocida como la “parte pública” y que hoy en día pertenece al Consejo General de la provincia del Aude. El precio para un adulto es de 5€. La parte privada en la que viven los monjes abre a las 15h. 
Hemos tratado de recoger la visita en el vídeo que aparece a continuación. ¡Qué lugar tan maravilloso para vivir!


Como curiosidades históricas, apuntamos estas dos :
  •  Los arqueólogos han descubierto una canalización a través de toda la abadía que, como todo s los monasterios contaba con un sistema de agua corriente desde la Edad Media. Por eso, los monjes, excavaron un pequeño canal conocido como béal en occitano. El agua se recogía a unos dos kilómetros de la abadía para conseguir la pendiente suficiente. Béal, de uso público desde entonces, se sigue utilizando para regar lis jardines en verano. 
  • La comida se organizaba según la regla de Saint Benoît: normalmente se hacía una comida principal al final del día de trabajo compuesta por tres platos. El primero solían ser legumbres, como judías o lentejas. Después se pasaba a las proteínas (huevos, pescado o carne de pollo) ¿Y la ternera o el cerdo? La regla prohibía el consumo de carne de cualquier animal cuadrúpedo. Y por último el postre: frutas, miel... Además de esta comida principal, se realizaban dos o tres aperitivos a lo largo del día. 

   Tomamos un pequeño aperitivo mientras se terminaba de hacer la comida. ¡Qué bonito LAGRASSE!
Con todo recogido, aguas vaciadas y depósito lleno, emprendimos rumbo a Narbonne y antes de llegar a esta bonita ciudad fundada por los romanos... un rincón que nadie que viaje en furgoneta, auto o camping car (como dicen aquí) puede perderse... LA NAUTIQUE. 


jueves, 18 de julio de 2019

USSAT - CARCASSONE - MONTFRIDE - LAGRASSE

__________

Día 5. Sábado 13.07.19. 
VIAJE DE VERANO.  JULIO 2019
USSAT - CARCASONNE - ABBAYE DE FONTFRIDE - LAGRASSE 
( km 1200 - km 1325 - km 1387 - km 1421)
__________


   La noche fue tranquila, desayunamos felizmente con la mermelada casera de Marisa  e inspeccionamos el lugar. Pernoctamos en el aparcamiento que da acceso a las cuevas y a unas antiguas termas. 



   THERMES DE SAINT- GERMAINE. Aunque, en estado ruinoso, conservan el encanto de otro tiempo. Comenzaron a funcionar en 1867. A los pies de la montaña Lombrives, ofrecían cada día 72000 litros de agua a una temperatura de 38º llena de propiedades curativas. 
   En 1877 comienza su declive, tras varios infortunios son vendidas y finalmente cierran sus puertas en 1968 tras apenas un siglo de existencia. 


   Junto a las termas, se encuentra la entrada a la GRUTA, LOMBRIVES es la red subterránea más grande de Europa. 


   No hemos conseguido entrar, ha de formarse el grupo y pensamos dejarla para otra ocasión porque, según lo que hemos leído, merece la pena. ¡Quizá en el viaje de regreso!



   Continuamos nuestra ruta con el destino marcado en CARCASSONNE, capital del departamento del Aude en la región de Occitania y un enclave histórico sinigual en el pasado cátaro. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997 y es que su enclave medieval es uno de los más bellos del mundo. 
   Teníamos gran ilusión por visitar la ciudadela, pero esta vez no pudo ser. Dimos varias vueltas y nos encontramos con calles cortadas pues están en fiestas, además del mercado y muchos, muchos turistas. La opción de aparcar en un área en la que sí había plazas la descartamos pues debíamos caminar un buen trecho y el termómetro nos marcaba 44º a las tres de la tarde. ¡Demasiado calor!



   Dejamos el sueño de CARCASSONNE en espera de otra ocasión mejor y sabiendo que así llegará y nos dirigimos hacia NARBONNE. En el camino, pasamos por el precioso pueblo de Trèbes atravesado por LE CANAL DU MIDI que nos acompañará estos días en varios de los lugares que visitaremos. 
(LE CANAL DU MIDI es una vía navegable de 241 km de longitud, que une TOULOUSE con el Mar Mediterráneo)


   Casi llegando a Narbonne (a unos 14 km), vimos un indicador que anunciaba la próxima ABADÍA DE MONTEFRIDE y decidimos seguir las indicaciones hasta llegar al lugar que permanecerá por siempre en nuestro recuerdo. 
   La abadía fue fundada como benedictina en el siglo XI para ser, en el año 1145 cirsterciense. 
   Se encuentra escondida entre cipreses y pinos en el pequeño valle de Les Corbières. 
   Hoy recibe a turistas como nosotros, ávidos de Arte, Historia y serenidad, además de ofrecer degustación de vinos y acoger una numerosa y variada oferta cultural que abarca desde conciertos de música clásica, hasta exposiciones y también la conocida fiesta de las plantas en el mes de mayo. 
   Ojalá el vídeo haya podido atrapar parte del recogimiento y admiración que hemos sentido. Nos hubiera gustado ponerle una música que elevase las imágenes, pero tendrá que ser al regreso a casa. De momento, disfrutad de su majestuosidad, del sobrecogimiento y de la invitación a la contemplación porque hay lugares como este, que transmiten una paz apenas efímera y siempre eterna. 


   Con el alma acariciada por la visita a la abadía, deseosos de encontrar más, de conocer más, de sentir más... seguimos durante 34 km la indicación que de allí nos llevaba a la ABADÍA DE LAGRASSE y la visita a su pueblo medieval. Curiosamente éste se encontraba situado antiguamente junto a la abadía, trasladándose a la otra orilla del río Orbieu que lo atraviesa, en el siglo XIII. 
   Aparcamos en el área que está junto al río (8€ la noche) y a pocos metros de las calles medievales que conforman Lagrasse del que se dice ser uno de los pueblos más bonitos de Francia. Os dejamos con este primer vídeo, en la siguiente entrada visitaremos la abadía y nos perderemos entre sus casitas, el puente de lomo de asno, el río... INOLVIDABLE. 


domingo, 14 de julio de 2019

ANDORRA - USSAT

__________

Día 4, viernes 12.07.19
VIAJE DE VERANO. JULIO 2019
Andorra - Ussat (km 1000 - km 1200)
__________


   Pasamos la noche en el RIVER, un centro comercial que se encuentra a la entrada de Sant Juliá yendo desde España. Tiene un aparcamiento gratuito por la parte de atrás con  vaciado de negras, grises y llenado. (Podéis leer más sobre él en la entrada publicada hace unos cuatro años, buscando ANDORRA en las etiquetas que aparecen en la barra lateral).  Siempre recordaré el ruido del agua del río, me parece tan especial...


   La mañana y parte de la tarde se nos fueron entre compras y pequeños momentos en los que sentarnos a tomar algo fresco con la idea de sobrellevar tal vez el calor, era siempre la mejor elección. 


   Y dejamos así Andorra, llena de turistas, de vida, de gente con bolsas e inmensas montañas que abrazan un corazón por el que fluyen carreteras y por ellas un incesante tráfico. 


   Cruzamos la frontera al atardecer. Esta vez tuvimos que esperar un poco más y eso hizo que la emoción se disparase. Tras pasar los pueblos de montaña, cogimos el túnel (11,50€) y, cuando quisimos darnos cuenta: la aduana nos recibía con la solemnidad que la ocasión requiere. 
   ¡Ya estábamos en Francia! Atravesamos los Pirineos y yo no dejaba de recordar a tantas y tantas personas que los cruzaban a pie durante la II Guerra Mundial y las páginas de EL RUISEÑOR volvían una y otra vez a mi mente. 


   A escasos kilómetros decidimos quedarnos a pasar la noche. 
¡Qué tranquilidad!

sábado, 13 de julio de 2019

BURGOS-ANDORRA

__________

Días 2 y 3. VIAJE VERANO 2019
Km 500,2 - km 1020
__________


   Dejamos Burgos con la clara intención de hacer pronto una escapada. Hoy toca carretera y manta. Apenas una parada de poco tiempo en Zaragoza para estirar las piernas, comida en Lleida y continuamos. 



   Había que seguir... a las 22h un espectáculo nos esperaba en Andorra. Atravesamos el inicio de los Pirineos y la mágica sensación de discurrir entre montañas nos cautivó una vez más. 

   Y... conseguimos llegar a tiempo para ver de nuevo al CIRCO DEL SOL y su espectáculo REBEL


   Maravilloso, lleno de color e ilusión. Esta vez nos sorprendió con actuaciones en directo, canciones que hemos cantado y bailado y una puesta en escena altamente impactante.

CATEDRAL DE BURGOS

__________

Días 1 y 2. VIAJE VERANO
JULIO 2019
A Coruña - Burgos
km 0 - km 500,2
__________


   Comienza nuestro viaje largo en un julio que se presenta caluroso hacia dónde vamos. La primera tirada la hacemos hasta Burgos, llegamos al anochecer y pernoctamos en el ÁREA DE AUTOCARAVANAS. 


   Tiene unas 30 plazas y árboles que dan sombra dependiendo del momento del día y de la orientación. Sí tiene vaciado de grises, pero no de negras y tampoco llenado. Está junto a un centro comercial que tiene un Alcampo y el pavimento es plano. 


   Tras un sueño reparador, mochila a la espalda y a callejear hasta el centro (poco menos de una hora a pie) para ir a la oficina de turismo y de allí...


   Burgos ha crecido muchísimo, desde donde estamos aparcados: grandes edificios de seis alturas como poco, avenidas anchas y con árboles, carril bici y muchos parques. 


   Ya en la oficina, plano en mano, nos dirigimos a la catedral. Nuestra estancia será breve y hace muuuuuuchooooo calor por lo que, aún teniendo toda la información y los horarios, el resto de las visitas tendrán que esperar a una nueva y futura escapada. 



   Así... caminando juntos, viviendo de la mano la vida, luchando, sonriendo... latiendo acompasados vuestros corazones. Así os siento PAPÁ y MAMÁ, así os quiero. 



   Adoro leer la información sobre las calles, sus historias tan llenas de tradición y de nombres que esconden un pasado. 
   Y... entramos en la catedral. Fue entonces que nuestra alma regresó a los tiempos de agujas de piedra afiladas apuntando al cielo, grandes vidrieras, repujados, pechinas, imágenes y ARTE.