viernes, 19 de abril de 2019

NORTE DE PORTUGAL. Puente del Pilar 2015


10, 11 y 12 de octubre de 2015

 
    
   Salimos el viernes 9 por la tarde, con una parada en Santiago para recoger a Sonia (la organizadora de esta "xuntanza" mano a mano con Manuel, su novio).
   Era la primera vez que íbamos a Vilanova en furgoneta con la idea de dormir cerca de sus murallas. Llovía cuando cruzamos la frontera.


   La primera noche la pasamos los cuatro, entre risas y una agradable charla. A la mañana siguiente comenzaron a llegar los demás.
    Nuestro primer plan era levantarnos relativamente temprano para llegar y poder aparcar. Aunque desde donde dormimos hasta el mercado, el paseo es corto (sobre una media hora), llovía y hacía frío. Manuel y Sonia van con frecuencia y conocen el mejor sitio para dejar la furgoneta fuera de la muralla y junto a una de las puertas que dan al mercado.




   Aparcar frente al Miño es una sensación de inmensidad, de calma. Es ancho y sereno.




   El mercadillo de Vilanova se celebra cada sábado y es uno de los más visitados. En él puedes encontrar de todo y a muy buenos precios.


(Fotografía tomada de internet)















La iglesia de San Cipriano es la Iglesia Matriz de Terras de Cervaria o más concretamente de la localidad lusa de Vilanova de Cerveira, uno de los concellos mas populares del Alto Minho, así como de las poblaciones fronterizas más frecuentadas por los gallegos que acuden puntualmente a su feria semanal de los sábados.

La iglesia Matriz se localiza en pleno corazón de la villa en una gran plaza rodeada de restaurantes y cafeterias, así como la Pousada (parador) de D. Dinis, antiguo rey de Portugal, localizada en el interior de una gran muralla. La iglesia de San Cipriano es una cuidada edificación del siglo XVIII situada justo enfrente y a las afueras de la muralla.

Destacar que esta localidad portuguesa cuenta desde el año 2002 con un Museo de Arte Contemporáneo. Sus museos y esculturas al aire libre integran un vasto patrimonio, por lo que también se conoce como la "Villa de las Artes". 



    Frente a la iglesia, haciendo esquina, hay un restaurante que tiene esta curiosa miniatura que veis en la foto de arriba. Merece la pena verla, no le falta ni un solo detalle.




   
    El castillo de Vilanova es precioso, no se sabe a ciencia la fecha de su construcción, pero ya aparece en registros y documentos del año 1230- Se accede al mismo por la Praça da Liberdade y es como dar un salto en el tiempo y viajar hasta el siglo XIII.



   Está perfectamente conservado y en su interior: una iglesia y viviendas, tiendas... y unas vistas espectaculares a Villanova y al río Miño, frontera entre Galicia y Portugal.




















   Y... visitado el mercado, visto el castillo y callejeado por las alegres y bulliciosas calles empedradas en un día de feria... regresamos a nuestro "campamento base".








   Un largo y agradable paseo en bici juanto al Miño. La ECOPISTA tiene unos 40 km de longitud y poca dificultad. Dejo entre paréntesis este enlace en el que hay mucha información que os puede ser de utilidad para vivir la experiencia. (https://www.aventurasengalicia.com/aventuras_en_galicia_actividades.php?aventurasID=318





De Vilanova a Valença.
   Esta peculiar ciudad geminada funcionó como primera línea de defensa contra los ataques del país vecino. Buena prueba de ello son las dos plazas fuertes, repletas de baluartes de defensa, atalayas y gigantescas puertas, unidas por un puente que salva el ancho foso, que conforman el casco antiguo.
Hoy en día son numerosos los españoles que cruzan la frontera y abarrotan ciudad para adquirir mantelerías, juegos de camas, toallas, cafés y vinos de esta región; pero al caer la noche, cuando los compradores regresan a España, reina un apacible aire de tranquilidad, siendo entonces el momento idóneo pasear por sus calles adoquinadas y descubrir sus monumentos. (https://www.turismoenportugal.org/valenca-do-minho)






   La ciudad nueva, que creció a los pies de la fortaleza, no tienen mucho atractivo para el visitante interesado en la cultura portuguesa; pero el núcleo urbano situado en el interior del recinto amurallado resulta fascinante.
La fortaleza norte conserva un baluarte original de la época de Afonso III y alberga algunos lugares interesantes, tales como la Casa da Eria, con una hermosa ventana manuelina; y la Iglesia de Santo Steveao (siglo XIV), de fachada neoclásica.
Cerca está el hito romano del siglo I de la antigua calzada que comunicaba Braga con Astorga.























































































No hay comentarios:

Publicar un comentario